(011) 15-6759-9269 Contactanos por Email:
contacto@molinodelastermas.com.ar

Ñandubaysal

Balneario Ñandubaysal

A 12 cuadras de nuestras cabañas, nace el Camino al Ñandubaysal (en la conocida como “la curva de Fiorotto”), de pavimento bien conservado en la mayor parte de su extensión, que lleva (a unos 10 Km aproximadamente) al balneario del mismo nombre.

El Ñandubaysal: Es un balneario privado, que Abarca unos 1.000 metros de playas de suaves pendientes y arenas muy blancas. Se encuentra a 13 kilómetros de Gualeguaychú, sobre el Río Uruguay.

Considerado como uno de los lugares con el mejor atardecer de Sudamérica, desde sus orillas, se admira un horizonte de río que no encuentra fin.

Este paraíso ecológico, que atrae a millones de turistas cada año, es uno de esos lugares ideales para escapar del bullicio de la ciudad., sus arenas, sus aguas cálidas y la amabilidad de su gente hacen un lugar ideal para descansar y escapar de la rutina.

El nombre Ñandubaysal proviene de un árbol muy importante aunque no alcanza gran altura, llamado ñandubay, cuyo nombre significa "alimento del ñandú". Es de los más respetados árboles entrerrianos, el más característico de los montes charrúas, centenario y de madera muy dura.

El complejo cuenta con todo lo necesario para que la diversión sea completa: energía eléctrica, agua potable y agua caliente, entretenimientos, restaurants, sectores de sombra, seguridad, servicio de guardavidas, teléfonos públicos, proveedurías, galería comercial, policía, etc.

Entre el río, el bosque y la tranquilidad del lugar las vacaciones se pueden matizar con actividades acuáticas tales como kayak, moto-sky o windsurf, sin dejar de lado la pesca y las cabalgatas guiadas dentro del área del camping y alrededores, recorriendo los bosques por donde suelen verse antílopes y ñandúes.

El balneario dispone de una pequeña comisaría y también hay una enfermería que funciona permanentemente.

Algo parecido a una ciudad, pero con dimensiones más reducidas, Ñandubaysal ofrece una serie de bares y restaurantes donde se pude disfrutar de ricos platos en compañía de una vista hacia el río inigualable o tomar algo cuando cae el sol. Y para prolongar la diversión hasta la noche sin tener que abandonar el lugar, el Ñandubaysal cuenta con una confitería exclusiva. Diseñada por el arquitecto y artista Páez Vilaró, a semejanza de Casapueblo, este exótico sitio con terrazas, salón descubierto, buena música y un completo servicio de bar, se convierte en el mejor sitio para bailar hasta el amanecer.